¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO?

miércoles, 30 de junio de 2010

TRABAJANDO EN EL CAMPO

Érase una vez, en los años cincuenta un pueblecito de arena situado en América. Las casas no tenían techo, eran de paja y piedra. Si llovía, todo se mojaba porque la paja era muy débil. Allí vivía una mujer y un hombre. La mujer se llamaba Clara, tenía un vestido todo roto. El padre Juan, que tenía una camiseta y un pantalón roto. Esa familia era pobre, no tenía ni un céntimo. Nada más comían una comida que la mujer preparaba siempre que se llamaba: "Corulonis" los ingredientes eran: 5 cocos y 2 plátanos. Se hacía rompiendo un coco y después el plátano se estrujaba y movía todo. Un día, Clara fue a dar un paseo y se encontró con una muchacha, ella le preguntó cómo se llamaba. Se llamaba Brígida, la cual vestía con un trapo todo sucio y tenía unos ojos azules como el cielo. Clara la llevó a su casa y durmieron tranquilamente. A la mañana siguiente, encontraron un trabajo y se fueron por lo menos hasta las doce. Luego, el jefe les dio 10 euros. Entonces con cara de enfado Clara le dijo al Jefe: Nos tiene que dar más dinero porque hemos trabajado durante muchas horas seguidas. El jefe lo comprendió y les dio 20 euros más. Ellas muy contentas, se fueron a casa, y Clara preparó " corulonis" para Brígida y a ésta, le encantó. A la mañana siguiente, fueron a trabajar y se encontraron con otra jefa que se llamaba Rocío que tenía el pelo marrón como el chocolate, los ojos verdes como el prado y llevaba puesto un vestido reluciente (porque era rica). Rocío era una muchacha simpática, nos dio 100 euros y nos dejó irnos a su casa para quedarnos a vivir allí. Ella nos preparó arroz y nos encantó. ¡Ya teníamos de comer y no tenía que trabajar!

Con este cuento se sabe que una amiga es importante.

AUTORA: Brígida Martínez Troncoso. 3ºA

FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario