¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO?

miércoles, 30 de junio de 2010

EL PERRITO PERDIDO.

Érase una vez un perrito con los ojitos tan chiquititos que no se le veían. Tenía parches blancos en las patas traseras y el pelo muy muy liso como las hojas de una página. Tenía un dueño muy bueno que se llamaba Manuel. Un día fueron al parque y Manuel soltó al perro para que jugara y así él podía jugar también. Pero al rato el perrito no estaba y Manuel se puso a llorar, ¡Mi perrito! Mamá yo quiero mi perrito. Pasó un rato y no volvió. Pasó un día y no olvidó. Pasó una semana y no volvió. La familia estaba poniendo carteles por todas partes y no había donde poner más. Pasó un mes y medio, Manuel se encontró con el perrito y se puso muy contento. Se lo llevó para su casa y no se perdió jamás.

Debes tener más cuidado con los animales.

AUTOR: Santiago Rodríguez Usero. 3ºA

No hay comentarios:

Publicar un comentario