¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO?

miércoles, 30 de junio de 2010

EL NIÑO ENFADADO

Érase una vez, un niño enfadado. Él se llamaba Marcos y era muy pequeñito. Él era nervioso como un flan. Tenía el pelo negro y su piel morena. Siempre iba vestido con ropa deportiva porque le gustaba el tenis aunque no se le daba bien. Entonces Marcos iba a jugar al tenis y cuando llegó a la pista de tenis había un charco grande y él iba mirando para otro lado y se cayó en el charco. Cuando llegó a su casa la madre se enfadó porque la ropa era blanca y no podía llevarla. Y al final Marcos le dijo a la madre que podía lavarla con la lavadora y el detergente, pero la madre no se acordó de eso. Cuando la sacó, la ropa estaba limpia y ya no fue más despistado. Marcos le dijo a la madre: Iré al campo de nteis. Allí, no había charco pero la pista era de arena y se cayó en ella. LLegó a su casa, le riñó la madre y lo castigó. Entonces la madre le dijo:- Ya no vas al campo de tenis. Y él en vez de ir al campo de tenis, ensayó en su casa el peloteo. Pero se le escapó la pelota y rompió un cristal y la madre lo castigó una semana. En fin que el niño era un desastre, siempre lo castigaba la madre, rompía cristales, no tenía cuidado con nada, no podía salir a la calle, no podía comer porque se manchaba etc... No podía hacer ( aunque la madre era un poquito malita) Hasta que un día, cuando le dio la maestra un examen sacó un sobresaliente y se alegró mucho y pensó: - Ya no me castigará mi madre. Efectivamente, cuando llegó a su casa la madre vio el examen y se alegró y se olvidó de todo lo que había pasado.

Piensa primero antes de hacer las cosas.

AUTOR: Francisco José Romero Montesino. 3ºA

No hay comentarios:

Publicar un comentario