¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO?

miércoles, 30 de junio de 2010

EL NIÑO CHINO

Érase una vez un niño llamado Wock que vivía en China. Era nativo de allí y de hecho estaba contento en su país porque China tenía una gran red de juguetes y él se emocionaba con esos artilugios. Pero ¿Qué pasaba? Pues eran pobres y no podían comprarle juguetes. Intentaban comprárselo pero no tenían dinero. Mientras el padre buscaba empleo, le daba los suyos de su infancia para que su hijo jugara. Tardó mucho en encontrar empleo. Tuvo suerte, lo encontró en su pueblo. Ganaba 1.200 euros y un sueldo entero se lo dio a su hijo para que comprara los nuevos juguetes de Gormiti, etc... y también le dio para tres dinosaurios montables y para pintarlos de muchos colores diferentes. Al final, quedaron muy bonitos. De repente un día se hartó y se fue a jugar al fútbol y le encantó ese deporte. Lo practicaba muy a menudo y sus padres lo apuntaron al equipo de Murcia, que era muy bueno. Y con eso practicaba deporte. Pero ya hacía calor y prefería la natación al fútbol aunque hacía ejercicio luego se atiborraba de dulces etc... Un día se cayó y se desfiguró la cara pero al cabo de seis operaciones quedó bien. Fue a un hospital muy famoso con máquinas modernas y muy grandes, pero como era privado le costó muy, muy caro. Y después de tantas operaciones duras no jugó nunca más al fútbol.


De los errores se aprende.

AUTOR: Antonio Jesús Noguerol Cataluña. 3ºA

No hay comentarios:

Publicar un comentario