¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO?

miércoles, 30 de junio de 2010

EL DUENDE, LA ARAÑA Y LA PRINCESA

Érase una vez, en un castillo situado en un pueblo llamado Groelandia. Allí vivía una princesa llamada Patricia. Ella era hermosa y muy buena porque si tenías un problema, ella te ayudaba. LLevaba puesto casi siempre una camiseta de mangas cortas si hacía calor y un pantalón vaquero. Tenía 9 años y su caracter era alegre. Su mascota era una araña, se llamaba Patrinca, tenía los ojos rojos y el pelo negro. Un día la princesa Patricia decidió irse de camping con su araña Patrinca, llevó: un bocadillo de jamón, dos o tres moscas y una tortilla de patatas. Entonces vieron un duende con un trébol en la mano que salía de una copa de un árbol. Lo vieron y empezaron a tirarle piedras los dos. El duende empezó a decir ¡No me tireis piedras que me duele! No soy malo, soy bueno. La princesa le dijo: - Vale no te tiro piedras pero me tienes que dar tu trébol. No puedo dijo, porque si no, me mandan a matar- Contestó. Bueno, vale quédatelo.
- ¿Tienes casa? Preguntó la princesa. No, le contestó.
- Vente a mi palacio. Muchísimas gracias. ¡Ah! que se me olvidaba ¿Cuántos años tienes?- Preguntó ella. Tengo 9 años. Contestó el duende ¡Mira! igual que yo. Dijo la misma ¡Vámonos! Dijo ella. Entonces el duende fue feliz.

Porque alguien sea diferente no hay que despreciarlo"

AUTORA: Rocío Galindo Ordoñez. 3ºA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario